Descalcificación

Los dos principales problemas que presentan las aguas duras son debidos a la formación de precipitados e incrustaciones. Ambos inconvenientes repercuten de la misma manera en el agua tanto de uso doméstico como industrial.

La solución pasa por una instalación adecuada de productos de descalcificación, que Saltoki te ofrece según las necesidades.

Precipitados

En los procesos de lavado, de la cantidad total añadida de productos, una parte muy importante se gasta en reaccionar con la dureza del agua formando los precipitados, ya que el agua no lava hasta que no se produce espuma, y ésta no empieza a producirse hasta que no se ha gastado una cantidad determinada de detergente en función de la dureza del agua.

Estos precipitados se manifiestan a simple vista por el enturbiamiento del agua, y es el resto del producto, el que realmente se emplea para el lavado.

Inconvenientes de los precipitados del agua:

  • Conllevan un mayor gasto en jabones y detergentes para el lavado
  • Se depositan en las telas, haciéndolas más ásperas y rugosas, y acortando su vida
  • Sobre todo en uso doméstico, y unidos al polvo, fibras, papel, cabellos, etc. producen atascamiento de las conducciones de desagüe
  • El agua requiere una temperatura mayor para calentarse, con el consiguiente mayor gasto de energía
  • En lavaderos de vehículos, es necesario emplear agua descalcificada en el último aclarado como mínimo, para evitar la aparición de manchas de cal que no se eliminan fácilmente al secarse el vehículo
  • En otras industrias, como las de bebidas refrescantes o alcohólicas, tintes textiles, colonias, fabricación de pinturas y colas, etc., el calcio y el magnesio reaccionan con los componentes, interfiriendo la fabricación al formar precipitados filamentos

Incrustaciones

Las sales cálcicas y magnésicas, tienen una tendencia importante a precipitar formando incrustaciones. Esto es debido, a que el calcio y el magnesio se encuentran en el agua en forma de bicarbonato soluble, pero por diferentes causas (temperatura, pH, gas carbónico disuelto, etc.) pasan a carbonatos insolubles, que son los causantes de la incrustación.

Las tuberías por las que circula el agua dura, tanto fría como caliente, se van obstruyendo con la consiguiente disminución de sección útil. En el caso de instalaciones de bombeo se necesitan mayores potencias para obtener las mismas condiciones iniciales de caudal y presión, y puede incluso llegar a taponar conducciones.